Ermita de Santiago

La ermita de Santiago se encuentra a la vera de la Carretera de Astorga, es la única superviviente de las cuatro que hubo en Trobajo y que nos referiremos más adelante.
Fue reconstruida en 1.777 sobre una existente desde la alta edad media. Se compone de una pequeña nave rectangular, es un edificio de tapial y ladrillo en su espadaña, y en lo alto campanil fechado en 1701 y dedicado a San Nicolás, coronado con una veleta,  el primer metro de construcción es un murete de cantos rodados. En la fachada una cuartela indica la fecha de la reconstrucción 1.777, junto con una cruz de Santiago y una venera o concha de peregrinos, también se puede observar al lado derecho el cartel "Calle Real" antiguo nombre de la actual Párroco Pablo Diez. Se puede observar que el terreno sobre el que se asienta ha sido rebajado y que en su día la puerta de entrada se encontraría a nivel de la calle.
En 1.964 fue restaurada de nuevo gracias al empeño del párroco D. Antidio Villafañe, tras estar más de 30 años cerrada, se reinauguró el 28 de noviembre de 1.964.
 


La ermita tuvo como anejo un hospital de peregrinos, del que hay constancia al menos desde el siglo XVI, contaba dos camas y mantenía la obligación de trasladar en camastro a los enfermos, pobres y peregrinos que lo necesitasen a los hospitales vecinos de La Virgen o San Marcos. El hospital estaba a cargo de la "Compañía de Santiago del lugar de Trobajo", que poseía muchas fincas no solo en Trobajo, sino también en Villabalter, San Andrés y Oteruelo. El hospital dejó de funcionar en 1.785, año en que el Obispo Cayetano Antonio Cuadrillero, mandó que los dineros destinados al cuidado de peregrinos y feligreses se emplearan en escuelas, hospicios y seminarios.        
           

En el interior del templo está la escultura de Santiago Matamoros, realizada entre 1.777 y 1.778 por encargo de la cofradía de Santiago, costó 500 reales. Entre 1.930 y 1964 la imagen estuvo en la iglesia, hasta que la ermita fue restaurada y volvió a su lugar de origen. Todos los años el día de la festividad del santo, 25 de julio, la imagen es llevada en procesión por las calles del pueblo.

En los laterales exteriores aún se conservan un ganchos utilizados para colocar en horizontal la bara del pendón y la escalera del común.

  Orígenes del Matamoros

La tradición del Santiago Matamoros está muy arraigada en la cultura española medieval, se le atribuyen numerosas apariciones en el campo de batalla, para ayudar en la victoria a los cristianos. La primera aparición de Santiago sobre su caballo blanco será en la víspera de La Batalla de Clavijo, se apareció al Rey Ramiro I, más adelante se apareció en numerosas batallas, entre ellas la célebre de Camposagrado.

Otras ermitas que hubo en Trobajo, ya desaparecidas.

Vidriera de la Catedral de León, en la que se muestra la construcción de una ermita.

En Trobajo hubo otras tres ermitas, todas localizas en Camino de Santiago de Trobajo a La Virgen. La más importante es sin duda la ermita románica de San Isidro del Monte, se localizaba en el altozano de la cuesta que va al actual cementerio, y tiene origen en la siguiente leyenda:  " En el año 1158, la sequía era tanta que impedía a los labradores arar sus campos. Así que los leoneses rezaron a San Isidoro, y sacaron sus restos en procesión subiendo por el camino jacobeo, y al llegar al alto de la actual calle Santiago Apóstol, ocurrió el milagro, el agua cayó en abundancia", entonces el rey Fernando II y Doña Sancho acordaron  que se erigiera una ermita en aquel lugar.

Las otras dos ermitas estaban dedicadas a La Magdalena y a San Martín. La de la Magdalena tenía hospital para peregrinos. Además en Trobajo también hubo un monasterio en el Valle de Santiago, cuyos monjes se dedicaban a la fabricación de adobes.

El Matamoros cuando aún estaba en la Iglesia
Antigua veleta, ya retirada y sustituida por otra