La Presa y sus molinos harineros

La Presa del Infantado o del Bernesga de Abajo atraviesa Trobajo de Norte a Sur por su parte occidental, era la que daba vida a las únicas tierras de regadío de Trobajo.

Molino del Tio Portero, antes del "boom" urbanístico

 

Ya está documentada en el siglo XII, y puede tener su origen en el siglo X o incluso hay quien opina que se remonta a la época romana. En la época medieval se le denomina "Presa del Vernisca" o "Acueductum Sarraceni", el apellido Sarraceno puede deberse a su origen musulmán.

Nace en término de Cuadros, y recorre unos 20 km. hasta volver al rio a la altura de Vega de Infanzones.  Riega los siguiente términos, Sariegos, Azadinos, Heredad de San Marcos (Pradón), Villabalter, San Andrés, Trobajo del Camino, Armunia, Trobajo del Cerecedo, Vilecha, Torneros, despoblado de las Marzanas, Grulleros y Vega de Infanzones.

 

Molino de los Velilla

 

 

Las ordenanzas del gobierno de la Presa se remontan al siglo XV y fueron remozadas en el XIX, especificando que los pueblos deben limpiar los comunes y los particulares el cauce de sus fincas.

Muchos han sido los molinos que hubo en Trobajo a lo largo de la historia, pero actualmente solo sobreviven dos:

El molino del "Tio Portero" edificado por D. Joaquín Álvarez, natural de Torrebarrio en 1905, en el término del Pisón, y que hoy en día rodeado de chaléts y en un excelente estado de conservación, y el molino de "Los Velilla" del que solo se encuentra una parte en pié, la otra fue victima de la especulación urbanistica, este último molino es sin duda lo que queda del originario molino de La Calzada citado en los libros parroquiales en 1687 y que en el siglo XIX era propiedad de José Salinas. Existe otro molino que sirve de límite entre Trobajo y San Andrés, a la vera de la Carretera León-Carrizo, es el mólino de Los Picones, más pequeño que los dos anteriores pero en buen estado de conservación.

 

Fachada del molino del Tio Portero

Los tres molinos existentes son "maquileros" es decir que pueden moler durante prácticamente todo el año, pues el caudal de la presa en constante durante todas las estaciones, rara vez se seca en época estival, y representan la última evolución en los molinos tradicionales, es decir de dos o más mulas con una o dos plantas superiores donde se encuentra la vivienda, contado con sistemas modernos de trabajo, evolución hacia el sistema austro-hungaro de las actuales fábricas de harina.

En el catastro del Marqués de la Ensenada de 1753 se menciona la existencia de tres molinos sobre la presa a su paso por Trobajo, uno propiedad de la Catedral de León de dos ruedas, otro de una rueda del Marqués de Inicio y Conde de Rebolledo y otro de una rueda de Don Angél Llamazares Zenteno. En el diccionario geográfico de Don Pascual Madoz de 1.840 se refiere a la fabrica de harinas "El Salcedo" (Gregorio Salcedo) y la califica de moderna, con tres piedras de moler, que es la actual fábrica "Santiago Alfageme y Cia", situada ya en término de Armunia, y que fué reformada a principios del siglo XX con moderna maquinaria, pero en 1905 un incendio lo destruyó totalmente teniendo que ser otra vez equipado.

Fachada del molino de Los Picones